Tres Raíces del Análisis Transdisciplinario en Educación para la Paz

  • Magnus Haavelslrud

Resumen

¿Cómo se entiende la mentalidad en relación con las condiciones contextuales y qué significado tiene para la participación en la transformación de esas condiciones? Las respuestas a esta pregunta son decisivas tanto para la selección de los contenidos como para la forma de comunicarse en educación para la paz. La complejidad de esta cuestión es evidente si aceptamos que la mentalidad es tanto un producto de las condiciones contextuales como una posible causa de su transformación. La agencia humana o la participación en la transformación está incrustada en esas condiciones. Como las condiciones contextuales no se limitan al presente y al pasado, sino que también incluyen las condiciones contextuales potenciales o futuras, la mentalidad tiene que ser entendida también como producto desí misma, ya que puede trascender el statu quo. La educación para la paz puede ser una herramienta no sólo para la comprensión de las condiciones contextuales del pasado y del presente sino también para imaginar posibles realidades de futuros deseados y no deseados. La participación en las transformaciones del “es” al “deber ser” —incluyendo estrategias para la forma de actuar en el presente para evitar o lograr futuras condiciones contextuales específicas— depende en cierta medida de la ayuda educativa en tal conocimiento. La socialización en una familia y una comunidad (educación informal y no formal) está influenciada por esas condiciones, mientras que la educación formal refleja las preferencias educativas del Estado. Como no es raro que los aprendizajes en la educación informal, no formal y formal son diferentes, y a veces contradictorios, la decisión de centrarse en la educación para la paz en una o dos de estas enseñanzas —o las tres— tendría que ser entendida como parte de la comprensión de la relación entre la mentalidad y las condiciones contextuales. Esta tarea es una invitación a las disciplinas académicas para ayudar a satisfacer la necesidad de la cooperación transdisciplinaria en el análisis de esta complejidad. La historia de la educación para la paz ha contribuido a la gestación de la transdisciplinariedad en el análisis de esta complejidad, evidente en tres contribuciones que son discutidas y comparadas en este trabajo.


 

Resumen

¿Cómo se entiende la mentalidad en relación con las condiciones contextuales y qué significado tiene para la participación en la transformación de esas condiciones? Las respuestas a esta pregunta son decisivas tanto para la selección de los contenidos como para la forma de comunicarse en educación para la paz. La complejidad de esta cuestión es evidente si aceptamos que la mentalidad es tanto un producto de las condiciones contextuales como una posible causa de su transformación. La agencia humana o la participación en la transformación está incrustada en esas condiciones. Como las condiciones contextuales no se limitan al presente y al pasado, sino que también incluyen las condiciones contextuales potenciales o futuras, la mentalidad tiene que ser entendida también como producto desí misma, ya que puede trascender el statu quo. La educación para la paz puede ser una herramienta no sólo para la comprensión de las condiciones contextuales del pasado y del presente sino también para imaginar posibles realidades de futuros deseados y no deseados. La participación en las transformaciones del “es” al “deber ser” —incluyendo estrategias para la forma de actuar en el presente para evitar o lograr futuras condiciones contextuales específicas— depende en cierta medida de la ayuda educativa en tal conocimiento. La socialización en una familia y una comunidad (educación informal y no formal) está influenciada por esas condiciones, mientras que la educación formal refleja las preferencias educativas del Estado. Como no es raro que los aprendizajes en la educación informal, no formal y formal son diferentes, y a veces contradictorios, la decisión de centrarse en la educación para la paz en una o dos de estas enseñanzas —o las tres— tendría que ser entendida como parte de la comprensión de la relación entre la mentalidad y las condiciones contextuales. Esta tarea es una invitación a las disciplinas académicas para ayudar a satisfacer la necesidad de la cooperación transdisciplinaria en el análisis de esta complejidad. La historia de la educación para la paz ha contribuido a la gestación de la transdisciplinariedad en el análisis de esta complejidad, evidente en tres contribuciones que son discutidas y comparadas en este trabajo.


 

##submission.authorBiography##

Magnus Haavelslrud

Professor emeritus, Department of Education, Norwegian University of Science and Technology and Distinguished Fellow, South African Research Chair in Development Education, University of South Africa.


Publicado
2015-11-03
Como citar
HAAVELSLRUD, Magnus. Tres Raíces del Análisis Transdisciplinario en Educación para la Paz. PROSPECTIVA. Revista de Trabajo Social e intervención social, [S.l.], p. 45-70, nov. 2015. ISSN 2389-993X. Disponible en: <http://revistaprospectiva.univalle.edu.co/index.php/prospectiva/article/view/933>. Fecha de acceso: 24 sep. 2017 doi: https://doi.org/10.25100/prts.v0i20.933.
Sección
VIOLENCIAS, MEMORIAS E INTERVENCIÓN SOCIAL

Palabras clave

Educación; Paz